Las condiciones de uso de PlayStation Network cambian para impedir demandas


Menuda es la ley y sus margenes. Casos como el que hoy os traemos, en el que Sony es protagonista, hacen que la población acabe indignada y con recelo al consumo.

Y es que Sony, propietaria del servicio de juego online PlayStation Network, acaba de cambiar las condiciones de uso de la plataforma para que el usuario acepte renunciar a cualquier reclamación o demanda judicial a la compañía.

Reclamaciones y demandas como las que Sony ha sufrido tras la caída de PSN durante semanas de hace unos meses, producida por un ataque de hackers.

Tras el incidente, varios grupos de usuarios comenzaron a establecer demandas colectivas para pedir daños y perjuicios por el tiempo de inactividad y por haberse filtrado sus datos personales, así que la compañía, en vez de mejorar su seguridad y vender más garantías de que ésto no va a volver a pasar, modifica las claúsulas del contrato de uso de PSN para que cualquier usuario que quiera acceder, renuncie a cualquier demanda judicial, ya sea de forma independiente o colectiva.

Fuente: configurarequipos.com